Qué ocurre si no cuidas el marketing en tu bodega

marketing bodega familiar

Tabla de contenidos

La bodega familiar, un gran proyecto vinícola

Mi familia plantó 45 hectáreas de viñedo en Ribera del Duero a finales de los años 90. Era un viñedo muy especial porque era el primero que se plantaba en la región para ser cultivado en ecológico y pensando en elaborar vinos ecológicos de calidad.

Varios años más tarde, se construyó la bodega. Igual que con el viñedo, se cuidó cada detalle al máximo tanto a nivel estético como a nivel técnico, para poder hacer vinos de gran nivel.

Así se puso en marcha un ambicioso proyecto familiar. Con mucho trabajo, con mucha ilusión por hacer las cosas bien y con una importante inversión.

Además, se contaba con una gran experiencia en comercialización y gestión de negocios previos en otros sectores.

Sin embargo, no fue suficiente.

Sí, con mucho esfuerzo y altos costes comerciales, se llegaron a alcanzar cifras de facturación muy buenas, pero no se conseguía generar demanda de los vinos en el consumidor, no lograban crear marca.  

Construir una red comercial propia con buenos vendedores resultaba muy complicado y en cuánto se delegaba la comercialización en distribuidores, las ventas caían.

Pasaban los años y la situación no cambiaba, de hecho, empeoraba por el desgaste y la desilusión de ver que no se conseguía un crecimiento estable y de futuro.

Estaba en riesgo la continuidad del proyecto, pero también la economía familiar.

El error más común de las bodegas familiares

Yo había vivido (y sufrido) la evolución y peripecias de la bodega de mi familia desde fuera.

Cuando comenzaron el proyecto, yo aún estaba terminado mi licenciatura en Marketing. Y después había preferido desarrollar mi carrera profesional al margen del negocio familiar.

Desde mi visión externa, me parecía que no estaban haciendo bien las cosas a nivel de marketing y se lo decía.

Pero consideraban que era joven, no tenía experiencia, no conocía el sector… Mi opinión no contaba mucho, de hecho, sentaba mal porque pensaban que no valoraba el gran trabajo que estaban haciendo.

Con los años lo vi más claro. Estaban cometiendo el gran error que cometen muchas bodegas, diría que el gran error del sector del vino.

Querían crear una marca de vino demandada por el consumidor sin invertir en marketing, sin ni siquiera definir un plan de marketing, sin trabajar el branding, sin desarrollar una buena estrategia de comunicación.

Pensaban que la marca de vino se iría creando sola con el tiempo, a medida que la gente fuera probando sus vinos.

Y lo pensaban porque así es como se creaban las ‘marcas’ hace 50 años.

Pero hoy en día no funciona así y el sector del vino aún no se ha dado cuenta de que el mundo, el mercado y el consumidor han cambiado.

El marketing no es un complemento, el marketing es fundamental.  

El marketing no es una opción, es completamente obligatorio si tienes una bodega enfocada a vender vinos de marca propia.

Reto gratuito
Plan de Marketing de tu bodega

¿Sabes qué acciones de marketing vas a llevar a cabo, cómo y cuándo para vender más y mejor tus vinos en los próximos meses?

Vamos a definir juntos el plan de marketing que necesitas para afrontar con éxito los próximos 12 meses. ¿Te apuntas? Es totalmente GRATIS

Reto gratuito
Plan de Marketing de tu bodega

¿Sabes qué acciones de marketing vas a llevar a cabo, cómo y cuándo para vender más y mejor tus vinos en los próximos meses?

Vamos a definir juntos el plan de marketing que necesitas para afrontar con éxito los próximos 12 meses. ¿Te apuntas? Es totalmente GRATIS

Lo que diferencia a las bodegas de éxito

En la década de los 90, poco antes de que mi familia arrancara su proyecto, se crearon varias bodegas en Ribera del Duero que han crecido como la espuma.

Hay algo que diferencia a estas bodegas de todas las demás. Desde el primer momento se enfocaron en crear marca/s realizando una fuerte inversión en marketing y comunicación.

Sus marcas de vinos son valoradas y reconocidas por los consumidores de vino. Y los distribuidores son los vinos a los que más prestan atención, los que más ofrecen y de los que más orgullosos se sienten.

Cuando tú, igual que yo, sabemos que, por el mismo precio, hay vinos mucho mejores en el mercado si tenemos en cuenta solamente la calidad del producto.

Pero si solo lo sabes tú, tu familia, tus amigos y yo, no sirve.

¿Te parece injusto? A mí también. Por eso, las bodegas necesitan trabajar su marketing.

Y por eso, en 2016, decidí aprovechar mis conocimientos y experiencia en marketing para ayudar a las bodegas, bodegas familiares, que estáis desarrollando proyectos fantásticos como el que puso en marcha mi familia, pero que no terminan de despegar porque no tienen marca.

¿Hablamos? Solicita una sesión estratégica gratuita conmigo. Analizaremos juntos la situación de tu bodega para ver qué pasos necesitas dar y si puedo ayudarte.

Eva Bernabé

Eva Bernabé

Consultora de marketing para bodegas de vino y empresas agroalimentarias

Eva Bernabé

Eva Bernabé

Consultora de marketing para bodegas de vino y empresas agroalimentarias

¿Te ha gustado este artículo? ¡Compártelo!
¿Te gustaría contar con mi ayuda para vender mejor tus vinos o tus productos agroalimentarios?
¿Te gustaría contar con mi ayuda para vender mejor tus vinos o tus productos agroalimentarios?

Otros artículos recomendados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Te gustaría contar con una marca de vino reconocida?

En mi masterclass gratuita ‘Cómo crear una marca de vino reconocida’ te explico los pasos que debes seguir para trabajar bien tu marca y desarrollar una estrategia de branding.